“No menosprecies el día de los principios pequeños, porque los ojos del Señor se gozan al verlo empezar” Zacarías 4:9.

Un día del mes de febrero del año 1993 se hace realidad el sentir que Dios había puesto en el corazón de un grupo de siervas de la ciudad de Helsinki (Kirsti Riikkonen, Tuula Nyyssönen, Minna Altonen, de Brasil Bernadeth Kuoppala, Kiika Heinonen). El llamado era predicar el evangelio de Salvación a gente de habla hispana. En sus comienzos, la idea fue invitar a mujeres latinas que vivían casadas con finlandeses, las cuales sufrían mucho por el cambio cultural y también por no saber hablar el idioma, y para lo cual iniciaron reuniones cada viernes en las tardes en los hogares o algunas veces en las salas de esparcimiento de los edificios donde vivían las organizadoras. La primera reunión se hizo en la casa de Kirsti Riikkonen y continuó en otros hogares. Lo curioso fue que se fueron añadiendo varones al grupo (Juan Antonio Cánovas, Lito Sandoval) y muchas otras personas más entre varones y damas que se fueron añadiendo al grupo.

Rom. 11. 33 ¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos! 34 Porque ¿quién entendió la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero? 35 ¿O quién le dio a él primero, para que le fuese recompensado? 36 Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén.

En la ministración de la Palabra en los inicios del grupo estuvieron muchos pastores y evangelistas finlandeses y luego el Señor fue trayendo predicadores de habla hispana que eran invitados por las iglesias de este país. Transcurrieron 5 años de estar funcionando establemente y se dieron cuenta que los hogares donde se reunían estaban quedando muy pequeños y la Iglesia Saalem de Hakaniemi les pagó el alquiler de una casa de cultura en Vuosaari (Saseka talo) en el que podían reunirse cómodamente cada viernes en la noche. El que les habla llegó al grupo Latino a principios del año 1999 cuando se congregaban en ese lugar y desde aquella noche hasta hoy somos parte de esta preciosa familia. El grupo ya era numeroso en ese tiempo y en los siguientes meses hubo un sentir generalizado de ser parte de una iglesia que pudiera darnos cobertura espiritualmente y que todos podamos ser miembros de una sola iglesia. (Los participantes del grupo Latino eran de diferentes iglesias y algunos como mi persona no éramos ni bautizados en ese tiempo.) Era una bendición ver que el Señor estaba salvando vidas y el local también estaba quedándonos pequeño. Estuvimos orando al Señor para que nos guiara a una iglesia según su bendita voluntad y prontito el Señor respondió a nuestro clamor y nos permitió conocer al Pastor de la Iglesia Saalem de Malmi, Veijo Kähkönen, a quien le expusimos la necesidad que teníamos y él se emocionó y nos invitó a conocer la iglesia el siguiente domingo (mediados de abril de 1999), contamos la noticia a todo el Grupo Latino y nos aparecimos en la iglesia ese siguiente domingo a las 11 am. Y nos recibieron como en nuestra propia casa y sentimos de parte del Señor que ésa era la casa espiritual donde él quería que nos congreguemos. Los ancianos de la iglesia en su reunión acordaron recibirnos oficialmente y nos dieron permiso para hacer nuestros cultos en español todos los domingos en la tarde. Filipenses 6.1 Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.

En ese nuevo comienzo en Malmi teníamos hermanos y hermanas (finlandeses y latinos) que se congregaban con nosotros que tenían dones y ministerios para la alabanza, predicación, escuela dominical que ya se estaban usando en nuestro medio desde el local anterior (Saseka) donde nos reuníamos antes. Durante estos 18 años en Malmi, el Señor ha respaldado el trabajo latino, cientos de pastores, evangelistas, predicadores, adoradores, coros y grupos de alabanza finlandeses, latinos y también de otros continentes nos han visitado y han aportado su grano de arena en la obra del Señor para el crecimiento de la iglesia y algo que hay que resaltar es que desde los inicios se han usado los 2 idiomas en todos los cultos de domingo y para ello el Señor ha provisto de traductoras y traductores que infaliblemente hemos tenido hasta hoy. Gracias al Señor por aquellas vidas dispuestas al servicio.

Durante los primeros años en Malmi estuvimos trabajando de manera tradicional (pocos servíamos) y no sabíamos cómo motivar a todos los miembros a comprometerse en la obra para que puedan encontrar sus dones y talentos, desarrollarlos y usarlos para la edificación del cuerpo de Cristo.

Hace poco más de 10 años nuestros misioneros en el Ecuador (familia Melo) vinieron a visitarnos y nos impartieron a los latinos un material llamado “Aquí Edificamos Gente” que tenía como fundamento la Palabra de Dios, dándole hincapié a Quién es Dios , la creación, el hombre, el pecado del hombre, la salvación por Cristo (el fundamento de nuestra Salvación y nuestra Fe), el arrepentimiento, la conversión, el bautismo en aguas, el bautismo del Espíritu Santo, qué es la iglesia y qué parte somos nosotros de la iglesia. El ministerio de la iglesia.

Luego el desarrollar los hábitos espirituales, encontrar tus dones y talentos y desarrollarlos sirviendo en la iglesia. Durante todos estos años hemos usado este material para discipular a todos los miembros del Grupo Latino y también a los no creyentes que nos visitaban y muchos se han convertido y se han bautizado con la ayuda de este material y para todos los ya creyentes nos ayudó a entender que todos somos parte importante de la iglesia y a la vez todos tenemos dones, talentos y ministerios que el Señor nos ha dado para enriquecer la iglesia, edificarla y ser de apoyo para todos los hermanos y hermanas. Con la ayuda de este material muchos se han motivado a servir según sus llamados que el Señor les dio y también tenemos jóvenes sirviendo en diferentes ministerios y liderando en diferentes áreas y creciendo para la Gloria de nuestro Señor. Un área importante que tiene que ver con la gran comisión son las Misiones a la cual Dios nos ha permitido poder ser parte e impulsarla conforme a las posibilidades que Él mismo nos permitió. En Cuba se ha canalizado un apoyo económico (Apoyo a Nativos) a 58 Pastores en la región norte de la provincia de Camagüey por medio del ministerio de nuestro hermano Ernesto Muñoz y el apoyo espiritual y económico de tantas personas a los cuales el Señor mismo los llamó a apoyar la obra desde este país Finlandia.

Por medio de los Latinos de de Malmi el Señor nos permitió canalizar ayuda económica y espiritual para Radio Cristiana “Avance” en Acobamba-Huancavelica, en los Andes del Perú y con el apoyo de Avain Media de Finlandia se logró adquirir para dicha emisora equipos profesionales de alta calidad que nos ha permitido llegar a miles de hogares quechua-hablantes con el glorioso evangelio de salvación que liberta las cadenas del pecado por medio de la sangre de nuestro Señor Jesucristo. Mateo 24.14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a toda las naciones; y entonces vendrá el fin.

Otro punto misionero en el que la Iglesia de Malmi fue un canal que el Señor usó, fue para fundar la Iglesia “Las Águilas de Cristo” en Huancayo-Perú, la cual nació hace 7 años como hija de Saalem de Malmi y ha impactado la ciudad con el mensaje de salvación en hospitales, cárceles, plazas y en las calles de la ciudad. Y algo que tenemos que agradecer mucho a nuestro Señor es el ministerio de nuestros misioneros en el Ecuador, a la familia Melo que durante muchos años están dedicados a la extensión del Reino de Dios en Iberoamérica (Juan Carlos Melo es el Director de Red de multiplicación de toda Iberoamérica). Él ha desarrollado una labor que ha permitido que cientos de nuevas iglesias nazcan bajo el poder, la voluntad y la influencia de nuestro Señor Dios Poderoso.

Cada uno de los creyentes cristianos somos misioneros de Cristo y es maravilloso ver que en el Grupo Latino somos de diferentes nacionalidades. O estemos aquí o visitemos nuestros países o en algún otro país de una u otra forma estamos siendo parte de los que sembramos la preciosa semilla que lleva a la vida eterna, es nuestra pasión de vida.

Agradezco a Papá Dios por ese precioso Grupo Latino del cual el Señor mismo nos llamó a ser parte (finlandeses y latinos) unidos por el amor que el mismo derramó en nuestros corazones.